Las 5 supersticiones de mala suerte acerca de los gatos

Durante siglos, los gatos ha sido centro de diferentes creencias y supersticiones asociadas con la buena y mala suerte. Recorramos algunas de las más tradicionales

La superstición es la creencia que se le tiene a un acontecimiento en el que, por cuestiones sobrenaturales o un fenómenos sin explicación a priori, se le atribuye un poder fuera de todo razonamiento científico o social.

Las supersticiones más tradicionales, desde tiempos ancestrales, siempre han estado relacionadas con los animales y no es para menos que estos mismos sean tratados como talismanes en diversas culturas. Culturas que por años, han tratado a estos animales como mensajeros de dioses o fuentes de una estabilidad divina.
Lo cierto es que hoy en la actualidad, muchas personas siguen atribuyéndole estos poderes a ciertos animales y además por su color, como creencia de ser portadores de buena suerte o mala suerte. Recorramos las 5 supersticiones de mala suerte más conocidas acerca de los gatos:
1. Casamiento

Se dice, en la creencia popular, que si un gato (o más específicamente un gato negro) se pasea por enfrente de una iglesia mientras en su interior se está llevando a cabo un casamiento, y este decide incluso sentarse frente a ella: Es un claro signo de mala suerte o malos augurios. Incluso algunos estiman que es un mensaje de que ese matrimonio no debería de celebrarse.
2. Cruzarte con un gato negro

Una de las tradiciones más antiguas habla acerca de este encuentro. El de cruzarse en la calle con un gato negro. La jerga sudamericana menciona que si éste cruza de derecha a izquierda no sucedería nada, pero si lo hace de izquierda a derecha, sería señal de que algo malo podría suceder.

El cruzarse con un gato negro en la calle menciona según la costumbre de los antepasados que es presagio de un acontecimiento desafortunado, ruptura o accidente, de igual manera si te encuentras conduciendo un automóvil y este se cruza por delante
3. Si el gato te da la espalda

Cuentan que si un gato viene caminando hacia a ti, de frente o se queda frente a ti, es señal de que el gato te reconoce por la buena energía y buena suerte que posees. Pero si este te da la espalda y no se voltea significaría que registra tu mala energía.

4. Pisarle la cola al gato

Otra de las creencias más populares es la de pisarle accidentalmente la cola al gato. Esta menciona que si le pisas accidentalmente no te casarás. Conocerás parejas, pero no lograrás conectar con esa persona ya que el acontecimiento de haberle pisado la cola al gato se quedará junto a ti. Muy parecido a la tradición de que si te barren los pies con una escoba.
5. Gatos negros, martes 13 y las brujas

Por muchos siglos, a los gatos negros en fechas sensibles como los martes 13 siempre se les ha tenido recelo, ya que según la tradición americana estos gatos son la transformación de las mismísimas brujas con el fin de atraer entes ante su tierna imagen y luego apoderarse de las energías. Por décadas ha trascendido esta historias incluso convirtiéndose en clásicos de terror para chicos o películas.

¿Tu qué opinas de estas historias?
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Compartir nota: