La obesidad: un síntoma de la pobreza

Como una vez dijo un amigo mío: "cómo me gustaría ser millonario". Le respondí para qué. Y me contestó: "para poder comer sano". Tiene lógica si la repensas y la repensas a la frase. Suena disparatado, pero la lógica va paralela a la realidad. Ahora, no hace cinco décadas atrás. Y es que a menudo vemos como miles de publicidades nos invaden con sus mensajes ya rosando lo grotesco intentando atraernos para consumir. Y lo hacemos a menudo. Quién no fue a un local de comidas rápidas con amigos o con una novia, cuando podría haber elegido decenas de lugares, quizás mejores para ir a cenar o para simplemente charlar.


LA OBESIDAD: UN SÍNTOMA DE LA POBREZA. FOTOGRAFÍA: MAURICIO ACOSTA

La falta de información, en un sociedad ya avanzada cultural y digitalmente, cuyo alcance a esa información esencial se la ve limitada por cuestiones económicas, hace que por tal razón no sepa qué y cómo alimentarse de una manera correcta. La ignorancia a un tema delicado, como la alimentación, causa una mala alimentación. Y esto se debe a que comemos lo que nos venden. Lo que conseguimos con facilidad, los productos que primero nos ofrecen. No buscamos, sabiendo. No pagaremos un costoso curso sobre alimentación, por que no tenemos dinero quizás para ello, hay cosas más importantes. La luz, la casa, el alquiler. No sobra la plata tampoco para tener un nutrisionista particular. Claro que si lo tenés, quizás no eres del público al cual me estoy refiriendo. No te sientas excluido, nos pasa a nosotros. Muy a menudo. Quédate y seguime leyendo que esto nos pasa enserio. El acceso a la información es limitada. Requiere recursos, dinero. La gran parte de la población se ve limitada a ello, por lo que no sabe distinguir entre una buena dieta y comida saludable, y todos los alimentos que se venden en el supermercado. 

Antes, la gente se moría de hambre, por la escasez de comida. Ahora, científicamente se ha comprobado que la mortalidad por desnutrición bajó notablemente en el mundo, pero la suplantó la mortalidad por mala alimentación. Es decir, hay sobreconsumo en la población mundial de alimentos que no integran una dieta adecuada. Haciendo de esto que afecte directamente a su calidad de vida. Los alimentos que realmente hacen bien al cuerpo salen caros. Las dientas salen caras. No son fácil acceder a una de ellas por que varía según el cuerpo y las condiciones físicas de cada persona. Por lo que a veces uno quisiera ser millonario. No para tener todo. Sino para poder estar realmente bien.

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que fueran violatorios de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio y/o del ordenamiento legal vigente podrán ser eliminados e incluso podrá inhabilitarse a los Usuarios en cuestión para volver a comentar. Utilizar los espacios de participación implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Uso del Sitio

Copyright | prenoticia.com: todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido exhibido en esta página. El sitio no autoriza bajo ninguna circunstancia la copia del material publicado tanto parcial como total, tanto en texto como en imágenes o vídeos. Usted puede únicamente compartirlas desde los enlaces URL o las entradas compartidas en nuestras páginas oficiales en las redes sociales autorizadas

TE PUEDE INTERESAR